NUEVO AUMENTO EN EL COMBUSTIBLE

Las petroleras Shell y Axion se adelantaron a los aumentos previstos para abril y a partir de las cero horas de este sábado incrementaron el precio de sus naftas en más de un 9 por ciento.

La medida se llevó a cabo, a partir del aumento del 10% en el precio del dólar en el mes de marzo y Shell la trasladará en un 9,5%.

“Se debe al aumento de los tres elementos que hacen que suba el precio final: el crudo, el dólar -que en la última actualización de las petroleras estaba a 38 pesos- y los biocombustibles. A eso se le suma el componente impositivo (del 2,8 por ciento a partir de abril)”, explicó al eldoce.tv el presidente de la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro de la República (FECAC) Gabriel Bornoroni, quien agregó: “Aún no tenemos novedades de las demás petroleras”.

Asimismo, el incremento está relacionado con el aumento del Impuesto al Combustibles (ILC), el cual se actualiza por la inflación acumulada del último trimestre y que el Gobierno decidió desdoblar entre marzo y abril.

Por lo tanto, el litro de nafta súper de Shell en la Ciudad de Buenos Aires pasó a valer 49.98 pesos para la nafta V-Power; 43.36 la fórmula super; 47.98 la V-Power diesel; y finalmente 41.39 para la fórmula Diesel.

En sintonía, dichas subas se sumaron a los aumentos que ya se han registrado en electricidad, trenes, colectivos, cigarrillos y telefonía celular, en tanto que, a partir del 1º de abril le tocará el turno a las tarifas del gas y al pasaje en subte.

Aunque todavía no está definida la fecha en la que se aplicará la suba, que fue debatida en audiencias públicas durante abril, el precio del pasaje en subte pasará a costar $19 y el del Premetro $7; mientras que a partir de mayo los valores serán de $21 y $7,50 respectivamente.

En tanto, el incremento del gas domiciliario se aplicará a partir del 1º de abril pero en este caso tampoco fue definido oficialmente el porcentaje de la suba y se espera que los nuevos cuadros tarifarios se publiquen en los próximos días en el Boletín Oficial.

En las audiencias públicas, las empresas distribuidoras solicitaron aumentos de entre 32% y 35% en las tarifas, mientras que desde el Gobierno estimaban aumentos con un tope de 30 por ciento.


Deja un comentario