COMENZÓ OFICIALMENTE LA TEMPORADA DE VERANO EN LA COSTA Y SIERRAS BONAERENSES

La ciudad preferida por los argentinos para pasar el verano, según el nivel de reservas que se anuncian los distintos sectores, seguirá siendo Mar del Plata.

La temporada de verano en la costa y sierras de la provincia de Buenos Aires comenzó formalmente hoy, con el denominador común obligado de los cambios de hábito producto de la pandemia de coronavirus.

A partir de este martes y hasta el 4 de abril del año que viene se extenderá la temporada de verano en la provincia de Buenos Aires, luego del año más complicado de la historia para el turismo producto de la pandemia.

Este fin de semana será una muestra de lo que se verá durante la temporada, debido a que es extra largo y el nivel de reservas es más que importante tanto en la costa como en la zona de sierras.

Cada municipio utilizará sus propios protocolos pero para todos será obligatorio gestionar el permiso de viaje y de ingreso a través de del sitio web https://www.argentina.gob.ar/verano o desde la App Cuidar, la misma que se utilizó durante la cuarentena, algo que se modificó respecto al mes pasado.

El protocolo para ir a las sierras y para ir a las playas provinciales es totalmente diferente, como también el nivel de reservas.

Mario Wisner, referente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías, Cafés y Afines de Tandil, aseguró que las expectativas son muchas por todo el tiempo que llevan sin poder trabajar.

«No creemos que sea una temporada colmada de gente, porque la demanda no es muy grande, pero será mejor de lo que se vivió hasta ahora», estimó, en declaraciones que reproduce el diario El Eco de Tandil.

La ciudad preferida por los argentinos para pasar el verano, según el nivel de reservas que se anuncian los distintos sectores, seguirá siendo Mar del Plata.

«La gente que viaja este fin de semana a Mar del Plata ya tiene su carpa reservada, ya tiene su restaurante reservado, además del alojamiento. Entonces, la gente ya sabe dónde va a dormir, dónde va a comer y a que playa va a ir. No hay más colas. Cambios de hábitos y eso es lo que veremos en el verano», apuntó el empresario Augusto Digiovanni, dueño del Balneario 12 de Punta Mogotes.

«Acá la clave es convivir, respetar al otro y la gente se está adaptando a reservar, así evita colas, aglomeraciones y se tiende de ese modo a no complicar el tema sanitario», agregó.

Uno de los municipios con protocolos más estrictos en la costa es Villa Gesell, que a diferencia de Mar del Plata, por ejemplo, tendrá una web para autorizar el ingreso a playas (en caso que estén saturadas) y no permitirá la apertura de boliches al aire libre.

«Desde el inicio de la pandemia hicimos un esfuerzo muy grande para evitar los contagios y no vamos a tirar todo por la borda», sentenció el intendente de Villa Gesell, Gustavo Barrera.

En tanto, un municipio cuyo sistema sanitario colapsó durante los meses más duros de la pandemia, como Pinamar, solicitará para el ingreso a la ciudad una declaración jurada, además del permiso gestionado desde la web o la App Cuidar.

Otra de las ciudades que espera con expectativa la llegada de los turistas es Sierra de la Ventana: «Esperamos la llegada de turistas pero también esperamos que sean responsables y se cuiden por ellos y por los demás», apuntó el empresario hotelero Fernando Alonso.

Hasta el 15 de diciembre se podrán solicitar los permisos por grupo familiar o por auto para ingresar a las distintas ciudades bonaerenses sin tiempo de anticipación. Luego habrá que gestionarlos al menos cinco días antes del viaje.

Deja un comentario