CRISTINA FERNÁNDEZ DE KIRCHNER ACERTÓ CON UNA ESTRATEGIA IMPENSADA

La ex presidenta Cristina Kirchner emergió como la gran ganadora de las PASO, con todas las chances de recuperar buena parte de su poder a partir del 10 de diciembre próximo.
   El presidente a partir de diciembre próximo será seguramente Alberto Fernández, pero queda muy claro que gobernará con las voluntades y los votos cedidos por la ex jefa de Estado, que tendrá voz y voto en la gestión de Gobierno.
   El ex jefe de Gabinete es otro de los grandes ganadores de estas primarias: logró instalarse como un candidato imprevisto y rápidamente obtuvo el conocimiento que le faltaba entre el electorado.
   Su campaña, desde los cruces con periodistas hasta los paseos de su perro Dylan, terminó alineando los planetas para romper el techo de votantes que tenía Cristina.
   Alberto Fernández se mostró como presidenciable y obtuvo en las primarias un resultado que le hubiese permitido ser presidente si no se hubiese tratado de las primarias, ya que no sólo superó el 45%, sino que le sacó más de diez puntos al segundo.
   Axel Kicillof, el inquieto candidato a gobernador bonaerense, hizo mejor elección que Alberto Fernández y se transforma en el sucesor natural de Cristina en el kirchnerismo.
   Ex ministro de Economía, Kicillof deberá demostrar ahora capacidad para gobernar un territorio muy difícil como la provincia de Buenos Aires.
   Pero además, se espera que el joven ex ministro tenga injerencia en la política económica del gobierno del Frente de Todos.
   El otro ganador de estos comicios fue Horacio Rodríguez Larreta, quien quedó a tiro de obtener la reelección en primera vuelta en octubre.
   Reinvindicado por Macri en su discurso de derrota, Larreta mostró mucha gestión en toda la campaña y se erige ahora como casi seguro líder de la oposición en el próximo gobierno de Alberto Fernández.
   El jefe de Gobierno porteño es el único dirigente de la alianza gobernante que logró salvar la ropa en un 11-A negro para Juntos por el Cambio.
.
Perdedores
.
El gran perdedor de estas PASO fue Mauricio Macri, quien apostó a conseguir el voto a pesar del fuerte ajuste aplicado en el país que erosionó en lo económico y lo social a los argentinos.
   Su breve discurso de reconocimiento de la derrota sonó casi a una despedida en la fatídica noche del domingo.
   María Eugenia Vidal, la gobernadora bonaerense, es otra de las grandes derrotadas de las PASO.
   A pesar de su buena imagen, la mandataria provincial sufrió una durísima derrota a manos de Kicillof, quien podría terminar de sepultar en octubre el sueño de la gobernadora de pelear la presidencial en el 2023.
   Roberto Lavagna emerge como otro de los derrotados en estos comicios.
   El ex ministro de Economía no pudo instalar la tercera vía y así su espacio quedó con poco margen de maniobra rumbo a las generales de octubre.
   Ni siquiera tiene margen de negociación con Alberto Fernández, quien ya no necesitará sus votos para ser erigido presidente.
   Elisa Carrió, la líder de la Coalición Cívica que no fue candidata en esta elección, fue otra de las grandes derrotadas, en especial por el errático discurso que dio en el bunker del oficialismo, cuando volvió al escenario sola luego de que hablara Macri, quien junto al resto de los dirigentes ya se había retirado.

Comentarios de Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here