CONTINUARÁN EN PRISIÓN LOS DETENIDOS POR LA TRÁGICA “PICADA” EN LAFERRERE

El Corsa impactó al Fox, el cual dio contra la familia y el chico murió en el acto, mientras que sus padres resultaron heridos.

La fiscal general de La Matanza, Patricia Ochoa, afirmó hoy que los dos detenidos por participar de la “picada” que terminó en la muerte de un chico de seis años, en la localidad bonaerense de Gregorio de Laferrere, continuarán en prisión hasta que se releve la prueba.

Ochoa indicó que por el momento sólo uno de los detenidos, un joven de 22 años, prestó declaración y “no mostró signos de arrepentimiento más allá de lo que pudo haber dicho en otras oportunidades”, mientras que el otro, de 24, se negó a declarar por el momento.

“Van a seguir detenidos hasta que resolvamos la prueba y la situación procesal”, expresó Ochoa en declaraciones al programa “Alguien tiene que decirlo”, conducido en esta jornada por Nelson Castro por Radio Rivadavia.

La funcionaria recordó que en la causa, que es instruida por el fiscal Fernando Garate, los detenidos están acusados de “homicidio simple con dolo eventual”, que prevé una pena que va de 8 a 25 años de prisión.

El joven que declaró, el conductor del Chevrolet Corsa que, de acuerdo con los investigadores del caso embistió al Volkswagen Fox detenido de una mujer e hizo que el segundo auto atropellara al niño y a sus padres, admitió que “conocía al otro detenido del pistódromo de Esteban Echeverría y que le hizo señas para correr porque la ruta 21 estaba vacía”.

La fiscal reveló que la intención es “llegar lo más rápido posible al debate, tras relevar la prueba” de un hecho que, según explicó, “primero fue recibido como un accidente, pero se decidió agravar la calificación”.

El trágico hecho se produjo el pasado domingo, cerca de las 16:00, cuando Tahiel Contreras, de seis años, esperaba junto a sus padres cruzar el semáforo de la ruta 21, a la altura de la calle Soldado Sosa.
En ese momento, según se desprende de la investigación, los dos imputados, uno de ellos a bordo de un Corsa y el otro de un Vento, corrían una picada.

Deja un comentario